A pesar de que el término ‘knolling’ existe desde hace casi 30 años, no son muchos los fotógrafos y fotógrafas especializados en esta técnica. Sin embargo, es un método que ha evolucionado con el tiempo y traspasado mucho ámbitos.

En 1989 Andrew Kromelow trabajó como conserje en el estudio de mobiliario de Frank Gehry. Para esa época, el arquitecto canadiense aún no había perfeccionado su técnica de la peineta, sino que se dedica sobre todo a diseñar edificios, muebles y objetos. Al igual que sucede en la mayoría de los estudios de arquitectura, el interior de la oficina era bastante desordenado; así que Kromelow se dedicaba a recoger todos los utensilios y las herramientas que estaban desperdigadas por el taller y las ponía encima de una mesa de trabajo. Ordenadas por usos, formas y tamaños, y dispuestas en ángulos de 90 grados. El resultado era una superficie organizada con todos los objetos a la vista. Kromelow decidió que este proceso necesita un nombre y como, en ese momento, el despacho de Gehry estaba trabajando en piezas para la firma de mobiliario Knoll, el ordenado conserje le dio el nombre de knolling.

knollin01.jpg

En un principio, el knolling no era más que un sistema de organización de las herramientas y los elementos de un espacio de trabajo para que la actividad sea más eficaz y productiva. Algo similar al método japonés de las 5S: Seiri, clasificación; seiton, orden; seiso, limpieza; seiketsu, estandarización; y shitsuke, disciplina.

Sin embargo, el knolling se desprendió de su condición exclusivamente utilitaria y adquirió una dimensión más compleja cuando el escultor Tom Sachs, que había trabajado durante dos años en el estudio de Frank Gehry, se apropió del concepto y lo convirtió en parte integral de su obra. La investigación de Sachs partía de una premisa supuestamente utilitaria, pero sin embargo, su búsqueda era eminentemente estética. En su libro Ten Bullets nos da las bases para ‘Knollear’ (en espanglish)

Ten_Bullets_II

 

  1. Explora tu entorno en busca de materiales, herramientas, libros, música, etc, que no estés usando.
  2. Guarda todo lo que no estés usando. Si no estás seguro, déjalo fuera.
  3. Agrupa todos los objetos que se parezcan entre sí.
  4. Alinea o dispón en ángulo recto todos los objetos, ya sea en la superficie donde estén colocados, o en el propio estudio.

knollin11

knollin10

La verdad es que muchas veces hicimos knolling sin darnos cuenta y ahora con la llegada en masa de las cámaras digitales y la Internet 2.0 hicieron bastante visible esta forma de organizar y fotografíar objetos. Hoy la fotografía del knolling genera piezas de belleza finas y sofisticadas, y sin duda, esta estética pasó del ámbito industrial, donde su uso era frecuente, a otros ámbitos, como el de la moda, siendo así una forma de exhibición, por tomar tan solo un ejemplo, de pintas (looks).

knollin07

knollin06

A pesar de que el término knolling existe desde hace casi 30 años, no son muchos los fotógrafos y fotógrafas especializados en esta técnica. Sin embargo, las maneras en las que se exhibe este knolling ya está bastante evolucionada. Ya más que enmarcar los objetos en un espacio o siguiendo ciertas rectas, ha pasado a ser organizada por colores, formas, contextos, tridimiensionalidad, etcétera. Acá les dejamos algunos artistas referentes:
Gabriel Menashe, Todd McLellanAustin RadcliffeEmily BlincoeUrsus Wehrli

Fuente: gràffica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s